Consejos al Usar la Plancha de Cabello

consejosplancha

Prepara tu cabello

 

  • Cepilla bien el cabello y retira los restos de suciedad, grasa o productos de antes de pasar la plancha: podrías dañarlo.
  • Para conseguir un pelo manejable que responda a la plancha y permanezca con buen aspecto después de aplicarla, es básico un buen lavado y acondicionamiento previo: un buen champú y acondicionador. preferentemente hidratantes, para compensar la pérdida de agua del cabello al estar sometido a calor.
  • Aplica un protector térmico justo después del lavado y antes del uso de la plancha, preferentemente sobre el cabello húmedo para una mejor absorción del producto. El protector térmico no sólo protege el cabello, sino que, además, prolonga la duración del peinado.
  • Seca el cabello por completo. Aunque actualmente existen planchas que no dañan el cabello húmedo, el planchado tendrá mejores resultados con el pelo bien seco.

La mejor plancha

 

  • Elige una buena plancha. No escatimes en una buena plancha, ya que no sólo se reflejará en los resultados y tiempo de utilización, sino en la salud de tu cabello. Las planchas con placas de cerámica producen iones negativos y calor infrarrojo indirecto mucho más suave para el cabello, que sella los folículos pilosos para preservar la humedad y conseguir un mayor brillo y salud. Las placas de titanio tampoco dañan la estructura capilar y ofrecen resultados con menor temperatura y pasadas.
  • Las planchas de barril (cuerpo) redondeado son perfectas para crear rizos, ondas y lisos perfectos sin dejar marcas.

Temperatura

 

  • No utilices más calor del necesario cuando planches tu pelo. Parte de una temperatura más baja para ir progresivamente aumentándola si fuera necesario.
  • Una temperatura correcta para planchar el cabello oscilaría entre los 150º y los 200º.

Utilización de la plancha

 

  • Coge pequeños mechones. No intentes planchar demasiado pelo de una pasada. Ello conllevará un reparto desigual del calor y, por tanto, un acabado desigual. Obtendrás mejores resultados con pequeñas secciones.
  • Cuando tengas tu mechón escogido, presiónalo entre las placas y desliza la plancha a través de él hasta las puntas, con un movimiento uniforme y moderadamente rápido. Intenta que la plancha no permanezca demasiado tiempo en un mismo punto. Con la práctica, averiguarás cuánto tiempo necesita tu pelo para quedar perfectamente planchado. Normalmente, los cabellos más gruesos necesitan de un mayor tiempo de planchado, mientras que, para los finos, con muy poco, basta.

 

7 Tips Para el Cuidado de Tu Cabello

tipscuidado

1. Come bien: aprovecha las espinacas, acelga y verduras varias de esta estación. Procura consumir omega 3, proteínas y vitamina B. Si te da hambre entre comidas (como a mi) puedes consumir frutos secos, como almendras, nueces y avellanas. Tu pelo lo agradecerá.

2. Peinate con cuidado: el pelo es delicado. Si te peinas como si fuera el fin del mundo, dañarás las fibras capilares, provocando quiebre a futuro. De más está decir que las puntas partidas de multiplicarán. Primero hazlo con los dedos y luego con la peineta o cepillo de preferencia.

3. Lávalo sin abusar del shampoo: A veces creemos que mientras más shampoo usemos, más limpio queda el pelo. Eso no es así. El secreto para un correcto lavado (y un cuero cabelludo feliz) es realizando masajes circulares distribuyendo sólo una pequeña cantidad de shampoo, que nos dé la espuma suficiente para limpiar, pero sin resecar nuestro pelo. La idea es que el cabello no pierda sus aceites naturales.

4. Sécalo suavemente: lo ideal es apretar el pelo con la toalla, no refregarlo. Sabemos que el secador de pelo no es un buen aliado de nuestro pelo, pero en este época, al menos para mi, es inevitable usarlo. Para eso, lo ocupo en el máximo de potencia, pero al mínimo de temperatura, para finalizar con aire frío. Para proteger mi pelo, estoy usando la crema anti frizz de Brasil Cacau que ha resultado ser un muy buen aliado para esto. Eso hasta que pruebe otro producto que diga lo contrario. Como toque final, pongo una gotita de sérum en mis puntas. Resultado: cabello digno y sin frizz en invierno.

5. Elimina las puntas partidas: esta es la parte que menos nos gusta, porque  la mayoría de nosotras estamos traumadas porque el peluquero/a cortó mucho pelo y porque pareciera que nunca estamos libres de ellas. Bueno, hay que cortarlas sí o sí, ya que no existe producto milagroso que las repare (JA!). Al mantener las puntas bien, evitamos que se enreden, produzcan fricción y dañe el cabello a su alrededor. Revisa los tips para hacerlo tu misma.

6. Ocupa cremas de tratamiento: esto puede ser 1 o 2 veces a la semana, segúun tu pelo y las condiciones en las que se encuentre. Si careces de tiempo, como yo, puedes poner un poco de mascarilla en tu pelo antes de dormir y lavarlo al día siguiente. Esto me ha funcionado muy bien durante la semana, donde no tengo el tiempo suficiente para usar la gorra térmica y dejar la crema puesta mil horas. Mi pelo está feliz con este régimen. El fin de semana me tomo el tiempo para usar las cremas aplicando calor.

7. Usa shampoos para tu tipo de cabello: antes los shampoos estaban dirigidos a todo tipo de cabelleras, sin distinción. Ahora hay para pelo liso, pelo crespo, pelo graso, pelo seco, pelo tinturado, pelo canoso, etc. Identifica cual es la necesidad de tu pelo y elige el correcto.

Vidal Sassoon

vidalsassoon

Este peluquero británico nacido en Londres tuvo una dura infancia. La vida no se lo puso sencillo desde el principio, pues su padre le abandonó cuando sólo tenía cinco años. Tuvo que vivir seis años en un orfanato hasta que su madre volvió a casarse y pudo hacerse cargo de nuevo de sus hijos. Sin embargo, no podía permitirse el lujo de costear unos estudios para Vidal y decidió que aprendiera un oficio: después de un sueño que tuvo su madre, y aunque inicialmente se mostró reacio, ésta le llevó a trabajar como aprendiz en la tienda de belleza y barbería de su ciudad natal.

Su historia estuvo llena de lucha y fuerza de voluntad. Consciente de que sus raíces humildes podrían detenerlo, no dudó en trabajar duro. “El único sitio donde el éxito viene antes del trabajo es en el diccionario”, llegó a afirmar en alguna ocasión. Casi sin saberlo, comenzó una carrera que acabó llevándole a la fama. Cuando en 1957 Mary Quant apareció ante la opinión pública con su mítica minifalda, fue él quien había peinado a la célebre creadora para tan importante ocasión. En 1958 abrió su primer salón de peluquería y fue en ese momento cuando empezó a aportar novedades al mundo de la peluquería: decidió romper con los cortes tradicionales presentando nuevos cortes geométricos.

Pronto comenzó a atraer a un gran número de clientas a su salón, muchas de ellas famosas actrices, estrellas del pop y modelos. Sassoon recuerda que algunos tenían que esperar su vez sentados en las escaleras.

En 1959 creó el corte llamado “la forma”, que se adaptaba a la estructura ósea y permitía absoluta libertad de movimientos. Supuso un cambio radical respecto a los cortes y peinados voluminosos que se llevaban en los años 50. Después, todo fueron innovaciones: el corte geométrico de cinco puntas, el corte cepillo o el corte pluma, siempre fiel a las nuevas tendencias de la moda y a la comodidad de la mujer.

Con esta carta de presentación, Vidal Sassoon pronto se convirtió en el estilista preferido de las estrellas y en creador de estilos, como el  Farrah Fawcet y Mia Farrow, inventor del corte geométrico que popularizaron Los Beatles.

Murió el 9 de mayo de 2012 en Los Ángeles a causa de una leucemia.